La obra final.

Aquí os presento la versión final del corto de 9´:45″  «Reloj de alas negras»

1.- Ficha técnica

Autor: Miguel Ramos Oya.
Título: «Reloj de Alas Negras»
Fecha: Mayo 2021
Técnica y soporte: Video. MPEG4

Texto de acompañamiento y descripción:


“Meditación alegórica sobre la disrupción que supone la vida propia,  como lapso extraño y finito entre los espacios-tiempos infinitos del no ser  y el haber sido»

2.- Propuesta de exposición

La gran versatilidad del soporte permite la reproducción síncrona y asíncrona del mismo, cosa que refuerza la idea de base del proyecto. Algo que es pero que no será, que está pero no estará.

La propuesta de exposición síncrona inicial pasaría por utilizar para su proyección edificios emblemáticos para la humanidad que hayan querido dar sentido a la vida o a la muerte con las connotaciones filosóficas o religiosas implícitas en esa búsqueda. Así, las construcciones  a proyectar serían : La pirámide de Keops en Guiza, la cúpula interior de El Panteón de Agripa en Roma y La pirámide de Chichén Itzá en Yucatán.

Para la realización se necesitará un equipo de proyección digital con generadores eléctricos y un equipo de sonido de gran potencia. La noche de luna nueva será el momento ideal para proyectar sobre la piedra y la duración del evento se ceñirá a los casi diez minutos que dura el video.

En reproducción asíncrona la propuesta expositiva para una sala haciendo uso de las redes sociales y las TIC´s  sería la de mostrar un código QR sobre vinilo en la pared, con el título, para la descarga desde Youtube.

 

Espejo – Evaluación entre pares

infografia

Todo da comienzo con la revisión de un espacio que habitualmente ocupamos y demasiadas veces la fuerza de la costumbre y la cohabitación prolongada hace que perdamos las referencias de los objetos que coexisten en ese ecosistema físico y psíquico. Las habitaciones o los talleres son como pequeños universos dotados de historia y olvidos.

Mi Espacio

Y, de repente, nos damos cuenta de que en ese espacio habitan objetos que encierran historias, verdades o mentiras acerca de nosotros mismos. Objetos que nos recuerdan su existencia y nos preguntan por su significado. Muchas veces tardamos en encontrar el porqué de su ser o de su estar, puede que nunca lo encontremos. Dejarnos llevar con ojos de recién llegado nos abre caminos para reencontrar el verdadero significado de su presencia e intentar descifrarlos sin código previo desde una perspectiva distinta.

Así, reencuentro un viejo reloj que dejó hace tiempo de funcionar. Con los números colocados al revés y en el que sus manecillas giraban en sentido contrario al habitual. Reloj al que, en su día, instalé unas alas negras; ahora no me preguntéis el por qué. ¿Estética, premonición, intuición?

En este descubrimiento empiezo a cuestionarme la razón de su existencia, de su proximidad y de su significado. Es a partir de este momento cuando encaja todo. Este reloj me plantea el dilema del tiempo, pero no de cualquier tiempo, de mi tiempo. Mi existencia, y la de todos, es un lapso entre dos espacios infinitos de los que no tenemos referencia. El antes de ser y el después de ser. La vida es una anomalía entre dos momentos, el previo al ser y el posterior a haber sido. Es aquí donde busco referencias al tiempo tanto en la física como en el arte o en la filosofía.

 

reloj de alas negras

A partir de aquí empieza el análisis de los distintos medios para desarrollar esta idea y darle una forma que encapsule el mensaje y sirva de presentación de este interrogante. De alguna forma este objeto ha disparado una duda y me obliga a plantearla a los demás. La idea inicial es usar del video como soporte. No es el medio en el que más soltura tengo pero es el que canaliza el fluir y me permite usar el sonido para crear la atmosfera que busco.

empiezo las pruebas con distintos elementos de fondo y efectos de sonido. Al final decido que la banda sonora que utilizaré será una pieza dodecafónica de Schönberg por la analogía con los 12 meses del año y la pieza en concreto, un poema de «Pierrot Lunaire» titulado  «Nicht» por la alusión a la noche.

 

Metodología. Mireia Sallarés.

Mireia Sallares

He de reconocer que me he sentido muy identificado con la propuesta de método de Mireia. Para ser honesto, me identifico no sólo con su método sino con su forma de aproximación a su realidad.

No planea modificar la realidad que la circunda, más bien al contrario, su objetivo es dejarse ser modificada ella misma y que su trabajo refleje esa interacción. Es una forma de ir de adelante a atrás. Capta y recoge las relaciones que surgen en su entorno, o en el entorno que quiere auditar, y esas mismas observaciones son base y motor del posterior trabajo de justificación.

Claramente, antepone las sensaciones al trabajo sesudo y planificado de hipótesis-objetivo-método-experimento-análisis-resultado.  A partir de un posible resultado organiza todo el entramado intelectual que le da sustento. Dicho de otra forma, invierte la secuencia anterior en un viaje de ida y vuelta.

Otro elemento de su método que me resulta interesante es la exploración de los límites del soporte, no dando más importancia que la de mero intermediario entre lo relatado y el receptor final. La calidad del mensaje es superior a la calidad de ese sustento medial.

Los conceptos de error y belleza terminan por cerrar ese método. Por un lado, el error como  elemento de desarrollo en el que tan sólo es un resultado distinto al esperado, pero no por eso menos valioso. Y la asociación de lo bello a ese error, eso que es inesperado, hasta el punto de considerar lo bello estéril sin ese error descubridor de lo nuevo y diferente.

Definitivamente me cautiva para mi propio proyecto el uso del tiempo como un agente decantador de aquella realidad registrada que la destila convirtiéndola en la esencia de lo visto. Ese efecto purificador del tiempo en el trabajo realizado me resulta muy sugerente.

PEC 2 contexto cultural. Símbolo

El principio de todo, el origen, la semilla es un «ready made» de un reloj averiado que adornado con unas alas negras se convierte, de objeto útil como elemento de medida del tiempo, en objeto artístico propiciatorio de el inicio de otro proyecto. Una evolución que va de la actuación estética inconsciente al proyecto consciente, de forma lineal. Desarrollo natural que se inspira en nuestro concepto más elemental del tiempo.

Los referentes del tiempo en nuestra sociedad y en el arte son innumerables. No en vano, este concepto es el referente más aludido como valor de verdad absoluta. El transcurrir del tiempo tiene un valor aceptado generalmente por inexorable e incuestionable. Es un sinónimo de verdad absoluta.

Pero, para este análisis, no sólo valoro y analizo los muchos referentes artísticos, también establezco como prioritario el análisis a la aportación de la ciencia. Incluyendo en ese referente a la física que, de la mano de filosofía, nos empuja a considerar el tiempo junto con el espacio como algo no lineal.

La relatividad del tiempo y el espacio entendido por la física han de modificar el pensamiento primitivo de la linealidad de nuestra existencia. Estamos obligados a cuestionarnos, con otros ojos, el principio y el fin así como el desarrollo temporal intermedio de nuestro recorrido vital.

En este contexto me he propuesto un juego de disección del objeto, su significado y las palabras que lo definen.

Así el «Reloj con alas negras» se descompone en significado, objeto y significante aportando nuevos sentidos en esa disociación. Con estos referentes citados, asociados a sensaciones y razón. Reuniendo a ciencia y arte para conocer y explicar el fenómeno del tiempo y la incógnita de nuestro tiempo vital personal.

En este planteamiento, la primera gran duda que me surge es cómo utilizar el objeto para intentar transmitir esa inquietud. He de reconocer que ahí aún no tengo claro el camino a tomar. En primera instancia el medio que me resulta más confortable es el de la imagen. Así que la imagen fija o en movimiento será el vehículo a explorar para engranar los conceptos, referentes y mensaje. Pero no descarto nada.

Voy adjuntando las notas del cuaderno y alguna que otra impresión en imágenes.