PEC2: SIMBOLO – CONTEXTO CULTURAL Y REFERENCIAS

Mi semilla habla de la mirada, de mirarme y amarme. También descubrir cómo es mi mirada en función de mi estado de ánimo o de la parte que, en ese momento, domina en mí: mi lado melancólico/íntimo/escondido o mi aspecto alegre/pasional/externo.

Quiero trabajar sobre esto en forma de fotografías, auto-retratos, y también mediante textos, pero textos cortos (poemas, ideas, pequeños cuentos), sin tener que darles forma, sin tener un porqué o una explicación mental: retratar emociones.

Los referentes que he sacado de mi vieja maleta, o que he descubierto en este nuevo viaje son los siguientes:

Monica Bedmar: llegué a ella desde Instagram, por fotografía, en concreto por la fotografía de su pareja, Alvaro Sanz. Me gustaba lo que escribía pero un día, al leer una de sus publicaciones. Esta:

decidí leer ese libro, que es mi siguiente referencia: Benôite Groult, Naufragios del corazón.

Y ocurrió otra serie de coincidencias entre Mónica y yo, que hizo que me animara a hacer su curso, titulado : “Autoretrato: Intimidad y Belleza”. Este:

Antes de Mónica ya había empezado con los auto-retratos y la fotografía Boudoir, animada por otra fotógrafa y amiga, Ruth Ochoa (http://lindalumiere.com/nosotras/), que me prestó este libro:

, que es otra de mis referencias.

Siguiendo con el tema de la sexualidad / sensualidad otra referencia ha sido Isabel Allende, con estos dos libros:

Y siguiendo con la fotografía, Francesca Woodman:

Por terminar con esta parte de intimidad, otro referente, en la escritura, que ha sido un nuevo descubrimiento para mí está siendo: Clarice Lispector.

En cambio no me gusta la escritura con tintes excesivos femeninos, demasiado orientados a una supuesta dulzura, fragilidad femenina, como por ejemplo este libro:

Los ángeles de Francesca Woodman eran mucho más reales.

En la otra faceta, más del color, humor y de la alegría me identifico principalmente con los cuentos infantiles, que son otra de mis pasiones. Por ejemplo estos:

Hechos para volar, y soñar. Hechos para la alegría de vivir.

También han resonado conmigo estas fotografías de Bill Viola: